lunes, 2 de febrero de 2009

Una semana Europea

Me he librado de soportar los rigores del enésimo temporal del invierno. Estaba en Campo (Huesca), un pueblo que según un cartel que te encuentras a la entrada tiene “clima ideal”. Y la verdad es que se ha portado y ha hecho una semana estupenda. De todas formas yo cambiaría el cartel y pondría “vistas ideales” porque mires donde mires estaba todo espectacular, el Turbón desafiante, el Cotiella a rebosar de nieve…
Lo hemos pasado bien, hemos aprendido mucho, hemos intentando enseñar algo, hemos jugado a la gallinita ciega, convivido en armonía internacional, hablado a media lengua, matado el tiempo conversando con un descafeinado entre las manos, cuidando bebés, paseado con raquetas, descubierto los caramelos líquidos en spray de la Bratzs, improvisado espacios, derrochado ganas, recibido amuletos para ahuyentar el mal de ojo, tomado café en el “Boyón” y una caña en el “Tosquizo”… para terminar repostando en la única gasolinera BonÁrea que se ha cruzado en mi camino. Iluso de mí, yo que pensaba que esta cooperativa nunca me sorprendería tanto como cuando vi que habían creado su propia agua de colonia.
Resumiendo: ¡Viva Campo! ¡viva Europa! ¡viva mis compañeros de trabajo! y... ¡que viva Guissona!

2 comentarios:

ana dijo...

Gasolina de Guissona... supongo que repostarias no? Tambien tienen tienda?... tendre que ir mas a menudo a Campo, con lo cerca de esta del retiro post cambio climatico.

Special K dijo...

A pesar de ser fan del Guissona, gasolina, agua de colonia y pollos asados es una combinación de productos mu'rara, no? En fin, lo que nos queda por ver...